LA LIGA A DOS VELOCIDADES

by

Empieza la Liga. Un campeonato a la escocesa, salvo sorpresa. La pasada temporada se puso de manifiesto la diferencia entre el FC Barcelona y el Real Madrid y el resto de equipos. Muchos rivales dieron por perdido los partidos ante los dos grandes antes de disputarlos. Fue insultante. Este curso no parece que la situación vaya a cambiar y el ganador saldrá de estos dos equipos, como viene ocurriendo en los cinco últimos años, por un detalle. Porque sus plantillas son, sobre el papel y sin lugar a dudas, las mejores. Y aunque han rebajado su inversiones, no ha disminuido la calidad de lo contratado: Villa, Adriano y Mascherano, en un caso, y Canales, Pedro León, Di María, Kedhira, Özil y Carvalho, en el otro. Y cuentan con los entrenadores del momento, Pep Guardiola y José Mourinho. Dos estilos diferentes, pero con un mismo objetivo, ganar.

El catalán, en dos años, ha ganado siete trofeos. Un bagaje espectacular con un debut irrepetible e inédito en la historia del fútbol, en el que ganó todo lo que disputó. Seis de seis. Y la temporada pasada, aunque sólo logró la Liga, dejó la sensación de poder haber repetido. Por su parte, el portugués llega al Real Madrid por su palmarés: ha ganado la liga portuguesa, inglesa e italiana con el Oporto, Chelsea e Inter; diferentes copas en esos países; y, sobretodo, por haber conquistado la Champions con los portugueses e neroazzurris.

Representantes de dos modelos antagónicos. Guardiola con su juego de posesión y mirando a La Masía. Mourinho, que busca del error del rival, es el antídoto de Florentino Pérez para acabar con el modelo ganador del Barça. Después de ellos. El abismo. Que puede ser menos si el Atlético de Madrid sigue por la senda del triunfo, Europa League y Supercopa de Europa, de los últimos meses. Han retenido a Forlán y Agüero y han fichado bien: Godin y Filipe Luis, para reforzar el punto débil de los últimos años, y Fran Mérida, un mediocentro de la factoría de La Masía que los últimos años ha estado a las órdenes de Wegner. Además, la cantera vuelve a ser importante. Jugadores como De Gea, Domínguez y Mario Suárez demostraron buenas cualidades en los momentos críticos de la pasada temporada y esta debe ser su consolidación.

En este segundo nivel se encuentra el descapitalizado Valencia, que ha perdido ha jugadores de mucho peso en las últimas temporadas como Marchena, Alexis, Baraja, Silva y Villa. El peso ahora recae sobre los veteranos (César, Albelda, Joaquín y Vicente) y sobre el talento de Mata. Habrá que ver cuál es el rendimiento de Aduriz y Soldado, que dan el salto a un equipo con mayores pretensiones después de las buenas campañas realizadas en Mallorca y Getafe, respectivamente. El Sevilla es otra incógnita, sin fichajes significativos han mantenido el bloque, aunque tras la derrota en la Supercopa y la no clasificación para la Champions, las aguas bajan revueltas por el Nervión.

El Villarreal es otro de los llamados a luchar por estar entre los cuatro mejores, pero con diferente modelo al utilizado hasta el momento. Ya no es club inversor, y apuesta por la cantera que ya está dando los primeros frutos. De hecho, la mitad de la plantilla proviene de las categorías inferiores. Para la que transición no sea tan traumática el club sigue contando con jugadores experimentados como Diego López, Gonzalo, Cazorla, Senna, Capdevilla y el recién llegado Marchena. La crisis aprieta, y en el fútbol se nota.

El Mallorca hizo una gran temporada y se clasificó para Europa, pero el agujero económico era tan grande que se vieron obligados a recurrir a la Ley Concursal. Hecho que le impide disputar competiciones europeas. Así, Serra Ferrer se hizo con la dirección del club y Michael Laudrup del banquillo. Labor difícil tienen por delante tras la estampida de los mejores jugadores, han tenido que agudizar el ingenio para reforzar la plantilla. Así otro verano más el club bermellón tiene que volver a empezar de cero. Como el Getafe que ha perdido a Pedro León y Soldado, y deberá reinventarse para competir en Liga, Copa y Europa. Para ello cuenta con el experto Ángel Torres en el palco y la escuela de Míchel en el banquillo. Tándem parecido forman Lendoiro y Lotina en el Deportivo. El club gallego ya no es el SúperDepor que disputaba la ligas al Madrid y Barça, e inicia su vigésimo curso seguido en Primera sin grandes nombres y con el objetivo de no pasar penurias.

Olvidados los apuros de años recientes, el Athletic parece que ha encontrado el camino de la mano de Joaquín Caparrós y Javi Martínez y Fernando Llorente, en el campo. Dos productos de la cantera, que sigue siendo el sustento de los bilbaínos. Ese mismo modelo siguen Sporting, Osasuna y Espanyol que pretenden mantenerse una temporada más. Como Almería y Rácing, que mantienen sus proyectos con Lillo y Portugal en los banquillos.

Quien cambia de arriba abajo es el Málaga, que se ha convertido en el primer club español comprado por un jeque árabe, Abdulá bin Nacer Al-Thani. Él dirigirá el equipo desde Doha, la gestión diaria recaerá sobre su secretario, Abdulá Ghubn. Y en el banquillo el desconocido Jesualdo Ferreira. Sin grandes fichajes. El modelo, de Al-Thani, para desilusión de algunos, se aleja de otros magnates. Habrá que ver en qué queda el experimento.

Sin jeques, ni dinero. La inversión de Agapito Iglesias, presidente del Zaragoza, acabó con el equipo en Segunda División y ahora se notan las consecuencias. Hay unos 110 millones de euros de deuda y ha dejado al club sin un duro en el bolsillo para fichajes. Por eso Gay afronta la temporada con un equipo renqueante e incompleto, le falta un ariete, un organizador y un defensa. Aún y todo, pretenden no pasar apuros.

A los que, por norma, les costará tomar la medida de la categoría serán a los recién ascendidos. Aunque todos los tres tienen experiencia en Primera. La Real Sociedad, que regresa tras pasar tres años en las mazmorras de Segunda, tiene el objetivo recuperar su solvencia deportiva, económica y reencontrar sus señas de identidad. El Hércules y el Levante, se han reforzado de diferente manera pero con el mismo objetivo, mantenerse en el pelotón de Primera.

Un pelotón a dos velocidades. Nada hace presagiar que el título no se decida entre el Barça y el Real Madrid. Salvo sorpresa o pájara monumental.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: