POR AQUEL GOL DE HURST

by


En las historia de los Mundiales Alemania e Inglaterra se han enfrentado en cuatro ocasiones en partidos directos. Esta, pues, es la quinta vez que se cruzan en una fase mundial. La primera vez en el Mundial de Inglaterra 66, el primero que fue retransmitido en directo vía satélite, en blanco y negro, y todo el mundo, como recuerda Eduardo Galeano en su libro El fútbol a sol y sombra, pudo ver “el show de los árbitros. Un juez alemán obsequió a Inglaterra el partido contra Argentina, mientras uno inglés regalaba a Alemania el partido frente a Uruguay”. Cómo se ve, los árbitros siempre, como hoy en día, en el ojo del huracán.

Así Inglaterra, liderada por Bobby Charlton, y Alemania, con el jovencísimo Franz Beckembauer, llegaron a la final, una de las más recordadas y en la que tampoco faltó la polémica. Tras 90 minutos, el partido acabó 2-2 en Wembley. En la retina, la imagen del Káiser disputando la prórroga con el brazo en cabestrillo. A los diez minutos de la prolongación llegó el gol fantasma más famoso de la historia: Hurst lanzó un trallazo que dio en el larguero y botó cerca de la línea de la meta alemana, aún no se sabe si entró o no, fue concedido como gol por el árbitro suizo del partido a instancias del asistente ruso y supuso el 3-2. Finalmente los ingleses hicieron el cuarto. Logrando así su primer y único trofeo.

Alemania se cobraría la revancha en los siguientes mundiales. En el de 1970, en cuartos, remontó un 0-2 con un gol de Gerd Müller en la prórroga. En 1982, dejó fuera de las semifinales a Inglaterra en la segunda fase de grupos. Y en 1990, pasó a la final gracias a los penaltis que fallaron Pearce y Waddle. Después de este partido, Gary Lineker dejó una de las máximas futboleras más repetidas: “El fútbol es un deporte que inventaron los ingleses, juegan once contra once detrás de un balón, y al final siempre gana Alemania”.

Como ha dicho Beckenbauer: “es un clásico que, desgraciadamente, llega demasiado pronto. Es digno de una semifinal, no de un simple cruce de octavos”. Partido de históricos, por lo tanto, en Bloemfontein en el primer gran cruce de los octavos de final. Alemania liderada por Ozil maravilló en el primer partido, pero la derrota frente a Serbia sembró dudas en un equipo con una media de edad muy joven. En frente, un combinado inglés en el que sus grandes estrellas (Terry, Gerrard, Lampard) que se presentan ante una de sus últimas oportunidades en citas internacionales para hacer algo importante.

Alemania tiene la baja segura de Cacau y Schweinsteiger es duda. Por su parte, Capello vuelve a contar con todos sus efectivos en defensa, y deberá elegir entre Upson, King y Carragher para acompañar a Terry en el centro de la zaga. En un partido, que de antemano, sabemos que pasará a la historia.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Una respuesta to “POR AQUEL GOL DE HURST”

  1. elgiputxi Says:

    Pues dicho y hecho. “Por aquel gol de Hurst”… si antes lo dices.

    La historia, que da muchas vueltas…

    P.D: Creo que lo de Franz y cabestrillo fue en unas semifinales… no sé si en las del 70 en México o las del 74 en Alemania (donde quedaron campeones). Diría que en el 70, y que no llegaron a la final.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: