APUNTES MUNDIALISTAS, DÍA 7: EL “CABALLERO DEL ZODIACO” SE LLEVÓ EL ALMA ‘BLEU’

by

Con todos los sudafricanos pendientes del partido que enfrentaba a la noche a México y Francia, el resto del mundo tenía los ojos puestos en la ‘albiceleste’ de Diego Armando Maradona quienes en un atractivo duelo ante Corea del Sur tenían la posibilidad de dejar casi sellado su pase a los octavos de final.

Lo que a priori era un encuentro de relativa igualdad quedó descafeinado desde el primer minuto. La teoría decía que Argentina podía sufrir ante la movilidad de balón y jugadores surcoreanos, así que podríamos ver por primera vez a la ‘albiceleste’ “sufrir” algo en defensa. Una prueba de algo que todos estamos deseando ver.

Nada. Corea del Sur saltó al campo llena de temores y complejos y fue una caricatura de si misma en la primera parte. Aprovechó Argentina para ponerse 2-0 en el marcador y sólo un error de Demichelis permitió soñar a los asiáticos. Fue un espejismo que por lo menos nos regaló una selección coreana fiel a su juego a diferencia de la primera parte.

Hasta que salió Agüero. Si los asiáticos tenían miedo a los cracks argentinos, cuando se juntaron Messi y el Kun sintieron pavor. Dos acciones en las que combinaron, dos goles goles más para un ‘Pipita’ Higuaín que cerró el partido con un hat trick. Resultado más que justo. No quiero dejar sin comentar lo bien trabajado que tiene Maradona el balón parado, sean faltas o córners. Nadie se esperaba algo así. Y repito, nadie.

Después llegaba el turno del otro partido del Grupo B. Grecia y Nigeria se enfrentaban en 90 minutos clave para ambas selecciones. Tras el primer partido nadie daba un duro por Grecia y muchos apostaban a que volvería a irse de vacío de un Mundial (cero goles, cero puntos). Más aún cuando al cuarto de hora Kalu Uche ponía por delante a los africanos tras botar una falta que ningún jugador ni el portero fueron capaces de tocar.

Todo cambió en el minuto 33 cuando Kaita cometió una estupidez. Realizó un intento de agresión con el balón ya fuera de banda y fue expulsado. Partido nuevo por tanto. Se esperaba algún movimiento de Lagerback antes del descanso para recomponer a su equipo pero este no llegó. La consigna era aguantar y casi lo logran ya que en el minuto 44 Salpingidis entró en la historia del fútbol griego al anotar su primer gol en un Mundial.

En la segunda parte Grecia se fue con todo arriba y dispuso de ocasiones para hacer el segundo. Lo logró por medio de Torosidis en el 71 y poco a poco fue a menos. La segunda parte nigeriana fue un quiero y no puedo, con Enyeama como héroe total y absoluto de los suyos. La jugada del partido estuvo tras un paradón increíble del portero africano cuando ya se cantaba el segundo griego que dio paso a una contra nigeriana que incomprensiblemente fallaron Yakubu y Obasi. Primeros tres puntos griegos en un Mundial.

El resultado final deja todo abierto para la última jornada. Personalmente sigo viendo a los surcoreanos por encima de sus rivales porque las sensaciones que dejan nigerianos y griegos no son del todo buenas. Ambos carecen de creación en la medular y jugadores de banda que obliguen al rival. Por no hablar de sus acuciantes problemas defensivos. Ya sólo queda un partido del Grupo B y dos se irán a casa y parece que lo harán de la mano de la Francia de Doménech, que volvió a realizar un partido malo y cayó derrotada ante México.

Francia no jugó bien. Bueno, mejor matizo. No empezó mal, pero a los 20-30 minutos de partido se vino abajo y ahí se acabó. Sin moral, sin creer, sin confianza. Un equipo sin alma, muerto por dentro que ha terminado por hacerlo también por fuera. No es extraño porque nadie entiende que en el banquillo siga “El Caballero del Zodiaco”. Ni siquiera lo entienden sus jugadores y posiblemente él tampoco.

México fue superior, se agrupó bien, defendió con corrección y salió con el balón jugado con criterio. Perfecto. El pero que le pongo a Aguirre es su manía de insistir en Guille Franco, el ‘Chicharito’ está pidiendo su entrada en el once a gritos. Pero anoche fue el turno de un Giovani Dos Santos que lideró de manera excelente a sus compañeros. Y cuando entraron Hernández y Blanco el panorama se despejó aún más, no en vano era cuestión de tiempo. Un gol de cada uno y partido cerrado. No podemos dejar de lado el penalty lanzado por Blanco, con esa forma física coger tanta carrerilla parecía una odisea. Más de uno, servidor incluido, no creíamos que llegase al balón con fuerza suficiente para disparar el balón. Lo logró. Goles en tres Mundiales, felicidades para él.

Síguenos en Twitter y Facebook

Anuncios

Etiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: