NEPTUNO RECIBE A SUS HÉROES

by

Cuarenta y ocho años son demasiados. Tantos que se han convertido en la espera más larga sufrida por un club para repetir título en Europa. Por suerte para la institución y sobretodo sus aficionados ya se ha cortado. El Dios Neptuno gozará hoy con la presencia de sus más acérrimos seguidores ofreciéndole lo conseguido tras ejecutar el sacrificio exigido, vencer al Fulham inglés.

Sacrificio hecho cómo no podía ser de otra manera sufriendo hasta el final, como si la constante histórica del ‘Pupas’ fuese imposible de eliminar incluso cuando todo está a favor de corriente. Anoche tocaba sufrir para llorar de alegría, para gritar, cantar y celebrar. Era el momento de empujar al destierro los dos añitos en el infierno, el gol de Schwarzenbeck en el 74 o el caos instaurado por los Gil con sus cientos de futbolistas y los 33 entrenadores.

Ayer el Atlético fue fiel a su historia. No fue hasta el minuto 116 de partido que Diego Forlán decidió la final con el segundo de sus goles. Antes del momento de éxtasis hubo de todo. A grandes rasgos podemos afirmar que no fue un gran partido. Pero esto suele pasar con las finales, el futbolista tiende a agarrotarse y no siempre se desplega el mejor fútbol posible.

Ambos equipos fueron un poco ejemplo de eso. La final comenzó con un Atlético de Madrid dueño y señor del choque, mandando y teniendo las primeras ocasiones. Y por ahí llegó el primer gol. Disparo en semifallo del ‘Kun’ Agüero que Forlán remacha a placer al fondo de las mallas. El Fulham quería pero no podía, intentaba salir con el balón jugado pero el buen trabajo posicional de los colchoneros les hacía limitar su juego al balón largo en búsqueda de un Zamora que no era capaz de superar a un gran Álvaro Domínguez.

Pero el inglés pronto se dio cuenta de que era bien diferente con el compañero de Domínguez. Perea era el eslabón débil de la cadena y por ahí vino la jugada del empate inglés. Tras tapar en primera instancia el disparo del 25 ‘cottager’, el balón quedó en pies de un apagado Damien Duff que puso una bonita pelota que Davies empalmó al palo corto de De Gea. Pero eso fue casi todo lo que ofrecieron los londinenses en la primera mitad. El Atlético se mostraba firme atrás y el duo Forlán-Agüero era una pesadilla para los de Hogdson.

Pero en la segunda parte todo cambio. El Fulham seguía con su idea de esperar y achicar espacios en búsqueda de una contra que les pusiese por delante. A punto estuvieron de llevar a cabo su plan en unos primeros veinte minutos de la segunda parte en los que fueron claramente superiores a los rojiblancos. De Gea demostró porqué Del Bosque ha contado con él en la preselección del Mundial con dos buenas estiradas y una salida primordial que dejaron en un simple susto las intentonas ‘cottagers’.

Pero en una de estas, Roy Hodgson decidió que el encuentro se había terminado para Bobby Zamora. Todavía muy tocado de su lesión, los defensas atléticos le temían a pesar de que no se le pudo ver al 100%. Su cara al ser sustituido era un poema, daba la sensación de que tenía diez minutos más en las piernas. Como mala cara puso Simao, quien dedicó algo más que palabras a su técnico cuando fue cambiado para dar entrada a Jurado.

Un acierto total de Quique Sánchez Flores ya que el portugués no apareció en el tiempo que estuvo sobre el terreno de juego. Además, la entrada del español le daba al Atlético más desborde, que era justo lo que necesitaban para superar la bien cerrada defensa londinense. Porque achuchaban y achuchaban pero sin crear ningún tipo de peligro. Ujfalusi insistió con exceso en llegar a línea de fondo y el resto de sus compañeros también abusaron del centro al área, algo en lo que el Fulham se siente comodísimo.

Según fueron pasando los minutos la sensación que dejaba cada ataque de los dos equipos es que el partido se terminaba. Pareciann realizar su última jugada ofensiva. No por la impetuosidad si no por el cansancio que mostraron en sus piernas. Normal cuando los españoles han disputado la friolera de 62 encuentros mientras que los ingleses cerraron ayer su campaña con 63. El partido se llenó de imprecisiones y ahí pareció más cómodo el Fulham. Llegaron más fuertes al final de partido pero no pudieron u no supieron aprovecharlo. Hicieron daño por su flanco izquierdo ya que ante las insistentes subidas de Ujfalusi, Perea no terminó de cerrar bien esa banda.

Todo siguió igual con el final de los 90 minutos, pero en la prórroga poco a poco se fue viendo que mientras el Fulham se conforma con los penaltis, el Atlético quería más. Y se fue hacia adelante. Sólo quedaba entero Assunçao, quien realizó un despliegue descomunal. Pero las ganas de todos sus compañeros y sobretodo el aliento de la hinchada desplazada a Hamburgo hizo que pareciera cuestión de tiempo de que el segundo llegara.

Y apareció el ‘Kun’. Y el ‘Uruguayo’. Y la locura, la pasión completamente desatada. Una explosión de alegría contenida durante años, doce desde el último éxito, cuarenta y ocho desde el último gran recuerdo europeo. Ayer se olvidaron de todas las penas y lloraron de alegría. Por aquellos héroes del 62. Por Vicente Calderón. Por los ídolos del doblete. Por el abuelo, el padre o el hijo que nunca soñaron con verse en otra igual. Por Hamburgo. Por el Atlético de Madrid.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , ,

Una respuesta to “NEPTUNO RECIBE A SUS HÉROES”

  1. Mario EScudero Says:

    De Gea merece ir a la seleccion!!
    Todos a apoyar a la seleccion este verano!!

    http://www.facebook.com/sientelaroja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: