EUSKADI SE QUEDA SIN PARTIDO NAVIDEÑO

by

Un año más llega la Navidad y con ella los tradicionales partidos de las selecciones autonómicas. El más atractivo sin duda alguna es el que enfrentará a Catalunya con Argentina en el Camp Nou. En cambio, la selección de Euskadi se quedará por segundo año consecutivo sin su encuentro navideño por disparidad de criterios entre futbolistas y estamentos federativos.

Tras demasiados tiras y aflojas la selección tricolor no pisará San Mamés. Es sin ninguna duda el tema futbolístico más comentado en los últimos días por Bilbao, Donosti, Vitoria y el resto del territorio vasco. Los jugadores vascos han decidido plantarse y no disputar un encuentro que no sólo tiene un carácter reivindicativo, ya que es la fiesta del fútbol vasco. Pero no se queda todo ahí, también tiene su parte económica ya que el taquillaje del encuentro y lo ganado con la publicidad y patrocinios del mismo es un dinero que se reparte entre todo el fútbol base vasco, por lo que hay muchos equipos pequeños que salen perdiendo.

Por tanto aquí pierden todos, jugadores, aficionados, directivos. Muchas veces se dice que el fútbol es de los futbolistas y en este caso esta frase gana una validez y una fuerza abrumadora, ya que han sido los futbolistas los que se han negado a disputar un partido previsto para el día 22 en San Mamés ante la selección de Irán. La razón es básicamente una supuesta falta de compromiso por parte de la Federación Vasca de Fútbol para dar pasos adelante en aras de la oficialidad.

En mi opinión un claro error de los futbolistas. Dejan morir lentamente un partido que era la mayor reivindicación que ellos pueden hacer en primera persona. Los politiqueos que se los dejen a quien deban, ellos a dar patadas al balón. Es su forma de pedir algo, haciendo lo que mejor saben y el ejemplo está en Catalunya donde no sólo se verá un partido de fútbol, sino que se verá a toda una selección Argentina comandada por un Maradona que se enfrentará a Cruyff en los banquillos, mejor publicidad imposible.Y además de eso, consiguen hacer feliz a toda esa gente que se reúne para verles en el campo, en sus casas o en los bares, quieran la oficialidad o simplemente disfrutar con un partido de su país, nación, comunidad autónoma o lo que cada uno crea que es dicho territorio.

Porque el partido no es de los futbolistas. Ni el de Euskadi, ni el de Catalunya ni el de ninguna otra selección, oficial o no. Estos partidos son de la gente. Y en este caso concreto, también del fútbol base. Muchos equipos se quedan sin una ayuda económica que les hará más cuesta arriba sacar adelante su futuro. De hecho, éstos mediante las federaciones provinciales llegaron a pedir a los futbolistas de los grandes clubs vascos (ya que éstos son los que se niegan) que jugasen el partido dejando al lado sus diferencias. Ni así salió adelante una propuesta ya que, en palabras de algún futbolista del Athletic el jugar o no debe salir de una decisión unánime, cosa que no ha sucedido.

La gente de la calle es unánime, que salten a San Mamés y jueguen. La solución es más sencilla de lo que parece: se hace una lista y si alguien no quiere jugar, se llama a un sustituto y así sucesivamente. Si al final los jugadores convocados el día del partido salen de la Tercera División o Regional, bienvenido sea. La gente irá a San Mamés a animar igual y al final eso es lo que importa.

Anuncios

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: