BARÇA – MADRID: EL DETALLE

by

Con una cuarta parte de la temporada disputada llega el primer clásico del año. El domingo a las 19.00 en el Camp Nou Barcelona y Real Madrid se enfrentarán en un duelo que, a priori, se prevé apasionante. Las declaraciones de jugadores y técnicos a lo largo de esta semana así lo demuestran. Sirva de ejemplo al siempre moderado Iker Casillas con su ya famoso: “veo al Barça por el retrovisor” a la par que desde Barcelona aseguraban creerse favoritos no sólo por el hecho de jugar en casa, también por plantilla y juego.

Mientras mi compañero Mikel se metía a fondo con los técnicos de ambas escuadras, conmigo llega el turno de hablar de las posibles claves del partido. Y remarco lo de posibles, si ya el fútbol es un deporte imprevisible en el 95% de las ocasiones, este domingo esa imprevisibilidad se multiplica hasta cotas insospechadas. Por tanto y más aún desde nuestro papel de aficionados y “analistas” de andar por casa, no espero crear la panacea de los análisis en mis próximas palabras.

Para comenzar, lo mejor puede ser detenernos en el estado en el que llegan ambos conjuntos al Camp Nou tanto en lo referente a la forma como a lo anímico. Los locales cuentan con la validez que les ha mostrado el confiar en su modelo. El “estilo Barça” es el mejor estimulante que pueden tener unos jugadores ante un conjunto gris como el Madrid. Fuera sufren, en casa ganan sin demasiados apuros aunque echando de menos goleadas como las del año pasado. Pero si tras los tres empates cosechados fuera de casa en el torneo doméstico podía haber dudas en el vestuario blaugrana, estas quedaron disipadas el martes con el partido ante el Inter de Mourinho.

En el lado blanco las cosas son un poco más oscuras. Anímicamente tienen dos refuerzos importantes, el valor de las victorias y resultados cosechados hasta el momento y la vuelta de Cristiano Ronaldo. El portugués es un jugador diferencial dentro y fuera del terreno de juego. Dos meses hablando de una fecha, prensa y compañeros han convivido con una constante durante todo este tiempo y seguro que en el vestuario ha llegado a molestar tanta inquina con el asunto. Ahora con la duda resuelta la presión pasa al portugués, quedando el resto de individualidades en segundo plano.

Fortalezas y debilidades

La mayor fortaleza del líder está en su pegada. Cambian los nombres en el Bernabéu, se sigue buscando la excelencia para llegar al mismo fin pero los medios son los mismos desde hace más de cinco años. Con la duda de si Ronaldo formará en el once inicial, el resto del equipo parece más o menos claro. Su otro fuerte será la contra, los de Pellegrini no acostumbran a sobar la pelota para plantarse ante el marco rival. En ocasiones pecan de exceso de velocidad. En el debe el trabajo defensivo. Es el blanco un equipo que se parte con excesiva facilidad creando una situación de inferioridad muy clara en el centro del campo y haciendo además el campo muy largo desde el último hombre al delantero. Kaká, Ronaldo, Benzema o Higuaín deben hacer presencia en la presión por primera vez en la temporada.

En la parte blaugrana no hay mucho que decir, todo el mundo sabe cómo se las gastan los de Pep Guardiola. La diferencia en el juego la pone Zlatan Ibrahimovic, un tipo de jugador con el que no contaba el año pasado el técnico catalán. Buscan ganar a toda costa, pero a diferencia del Madrid ya están en la excelencia. Manejan a la perfección el tempo del partido, el ritmo será un puntito mayor o menor en función de quienes acompañen a Xavi en el centro del campo. Los africanos darán más fortaleza y ritmo, con Busquets como timón perderán potencia pero ganarán en el trato al balón.

Las transiciones

Muy diferentes en ambos equipos, pero con una cuestión clara: las ayudas de los de arriba a Xabi Alonso y su acompañante son la clave. A los culés les está costando hacer transiciones rápidas con facilidad en este inicio de campaña. Pero si los 4 de arriba no ayudan a los dos medios centros blancos, eso puede parecer una autopista a las 3 de la mañana para los de Pep. La defensiva la bordan, atacan 7-8 jugadores y defienden los mismos, algo muy difícil de lograr con el estilo de juego del Barça pero que Guardiola consiguió en unos meses.

El Real Madrid en la transición defensa-ataque no tiene problemas. Fútbol rápido, de mayor o menos precisión pero sin ninguna duda en quienes deben tener el balón: Xabi Alonso, Kaká y Cristiano en tres cuartos, Kaká, Cristiano, Benzema y el acompañante en zona de finalización. El problema es el ataque-defensa, ya comentado arriba. Un detalle tan simple como lamentarse por un error ofensivo durante más de 3 segundos puede darle al Barça medio partido. Son 11 contra 11, si Pellegrini no consigue eso en defensa pueden darse por derrotados.

Los 4 cracks

Dos por cada equipo. Kaká-CR9, Messi-Ibra. A su alrededor grandes jugadores, algunos tan buenos como ellos, pero la vitola de cracks se la llevan estos cuatro jugadores. Jugones 100%. El estado de forma de los blancos es tirando a malo, Kaká no alcanza el punto extra que le haga completamente diferencial y letal, pero un campo largo como el Camp Nou y jugando a la contra le viene genial. De Ronaldo ya sabemos lo que hay, dos meses parado, unos minutos contra el Zurich entre semana para coger sensaciones y un mínimo rodaje. No está para más de 60 minutos, lo suyo sería dejarle para los últimos 45 pero ahí puedes tener el encuentro ya perdido.

Los magos blaugranas llegan tocados. El sueco dos semanas parado, Messi una tras el partido en San Mamés. No forzaron contra el Inter pensando en el clásico y ese último partido de liguilla Champions. El argentino se enfrenta a uno de los pocos jugadores que ha conseguido frenarle (Arbeloa). Lo bueno para él es que el Madrid no tiene el entramado defensivo que tenía el Liverpool. Zlatan, en su primer clásico, estará con ganas de hacer algo grande. Si el sueco llega hipermotivado, será un placer para los ojos. Su variedad de recursos es en este tipo de partidos cuando más lo agradecerá su equipo.

Secundarios de lujo

Hablar de cracks no supone hablar solo de los cuatro mencionados anteriormente. Xabi Alonso, Xavi, Iniesta, Higuaín, Casillas, Alves. Si para el domingo me piden que diga dos nombres que pueden ser más clave que el resto, sería complicado. Por parte blanca, sin duda Iker Casillas, si su equipo no anda bien defensivamente necesitarán de una gran noche suya. Por el lado blaugrana me resulta más complicado. Xavi está a un nivel increíble, pero me decantaría por Iniesta. Alves en forma sería mi elección, pero parece un puntito por debajo de otros años. Por tanto, es Andrés el que puede ser ese elemento diferencial más allá de los supuestos cracks. Si su posición inicial es la banda, habrá que estar atento a sus movimientos sin balón buscando la superioridad en otros lugares del campo. Si es el centro, los 2 vs 1 con los jugadores de banda serán de vital importancia.

 

Imagen vía Microfútbol

Anuncios

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: