CUANDO DIEZ AÑOS NO SON NADA….

by

Ayer se cumplían 10 años de la fotografía que ilustra esta entrada. Raúl mandando callar al Camp Nou. El partido terminaría empatado a dos, con goles de Figo y Rivaldo por parte blaugrana dieron la vuelta al marcador tras el tanto inicial de Raúl. El segundo gol blanco fue el que dio pie a la celebración que vemos. Una más dentro de la larga historia de piques entre barcelonistas y madridistas, nada nuevo bajo el sol. Más allá de aquel encuentro, esta imagen es suficientemente representativa como para realizar un pequeño regreso al pasado.

Si volvemos a esa temporada 1999-2000 y a como llegaba cada equipo al partido encontramos dos situaciones completamente diferentes, como sucede casi siempre en estos duelos. A finales de la década pasada era el Barça el que dominaba la Liga, el que parecía contar con un plan “A” e incluso un plan “B” si las cosas se torcían. Eran días de vino y rosas, con el siempre “positivo” Louis Van Gaal al frente de la nave culé, superado el trauma que significó la marcha de Ronaldo al Inter de Moratti.

En el Real Madrid era todo bastante diferente. Si bien ahora son días y años recordados de una manera dulce gracias a la conquista de la Champions League en 1998 y la misma temporada que nos ocupa, la realidad por aquel entonces era muy diferente. A partir de la temporada en la que Fabio Capello dirigió con mano de “Hierro” a los Suker, Mijatovic, Seedorf y compañía, la “Casa Blanca” entró en una espiral de malas decisiones y precipitaciones innecesarias que hacían del caos una presente constante en el día a día madridista. Si antes decíamos que el Barça parecía tener hasta un plan “B” si las cosas se torcían, aquí en cambio era complicado saber si había algo que se asemejase a un plan.

Y es que en el Barça había un proyecto, una línea a seguir, cosa que en Madrid escaseaba y ahí queda para el recuerdo el baile de entrenadores, con un Heynckes sabiendo que aún ganando la Champions League (como hizo) se iba para casa al final de temporada, Hiddink, Toshack y su buen hacer ante la prensa…. Hasta que llegó Vicente del Bosque (y no era más que un parche) no hubo alguien con la posibilidad de implantar un estilo en el fútbol del Bernabéu.

Aquel año la Liga no se la llevaron ni blancos ni blaugranas, fue el Deportivo de Irureta el que hizo la machada y se alzó con el título. Sangrante fue lo del Madrid quedando quinto en Liga, aunque más sangrante fue para el Zaragoza que se quedó fuera de la Champions al acceder los blancos como campeones.

Y en los años posteriores más de lo mismo. Pero con las tornas cambiadas. “La crisis viaja en puente aéreo”. No es sólo un dicho, es una realidad. Tras las elecciones a la presidencia del Real Madrid y la primera llegada del todavía terrestre Florentino Pérez, se sucedieron una serie de acontecimientos que desembocaron en la ya famosa crisis blaugrana de los 5 años en blanco. Llega Figo al Madrid y el Barça dilapida 10.000 millones de pesetas en jugadores que se limitaron a fracasar por el Camp Nou (si acaso Overmars ofreció destellos de lo que podría haber sido capaz de hacer sin lesiones).

Es curioso echar la mirada atrás y ver cómo todo puede cambiar de la noche a la mañana, como un gesto puede dejar una mayor huella de la que se espera y como 10 segundos de celebración dan para recordar tantas cosas. Y todo esto para darnos cuenta de cómo el fútbol español necesita de esta dualidad, del ahora estoy yo bien y tú no, nos guste o no a los que somos aficionados de otros equipos “menos mediáticos”. Y es que también resulta curioso que este repaso a una pequeña franja de tiempo nos puede servir para hablar de los años siguientes simplemente cambiando nombres.

Y quizás pueda ser esta temporada que recién está comenzando una especie de excepción en los últimos años. Tenemos un Barça que asusta desde hace un año y que no sólo monopoliza el juego y los títulos, sino que hace a los rivales pequeños. Y por otra parte está el renovadísimo Real Madrid, con la segunda era de los “Galácticos”, de escaso juego pero con una pegada brutal. Y por todo esto puede que, 10 años después, nos encontremos en una isla perdida en la que quién sabe cuando volveremos a estar. Toca sentarse y disfrutar.

Anuncios

Etiquetas: , ,

Una respuesta to “CUANDO DIEZ AÑOS NO SON NADA….”

  1. Alberto Says:

    Y el fútbol español necesita de entrenadores como Del Bosque. Vaya un partidazo que ha hecho hoy España. El seleccionador ha debido aprender algo de estrategia en su tourneé por los cuarteles, jejeje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: