BETICISMO VERSUS LOPERA

by

Usar repetitivamente la primera persona del singular a la hora de hablar denota un exceso de egocentrismo. Creer estar por encima del bien y del mal, de lo humano y de lo divino significa un narcisismo desmedido. Marcar unos objetivos y en caso de no cumplirse achacarlos a los colaboradores es egoísmo. A bien seguro, la mayor parte de los 60.000 béticos que se manifestaron el pasado lunes por las calles de Sevilla cree que Manuel Ruiz de Lopera aúna estos tres defectos.

El próximo 30 de junio se cumplirá el decimoséptimo aniversario de la compra del club por don Manuel (representada en este incatalogable video) salvando a un Betis que se veía camino al cadalso, condenado a muerte. Aquel equipo liderado en el campo por Rafael Gordillo y Lorenzo Serra Ferrer en el banquillo volvía a Primera División tras ganar en El Plantío. Con el carácter populista que le caracteriza, Lopera clamó desde el palco del antiguo Villamarín que el Betis era de los aficionados.

Aquellos dos que en otro tiempo fueron los artífices del primer éxito de ‘su Era’ son ahora algunas de las cabezas visibles (sumados a grandes figuras de la historia centenaria del club, artistas y personas de Sevilla) piden su salida del club y la llegada de algún nuevo propietario que intente arreglar el ‘desaguisado’.

“Esclavo de sus palabras y dueño de sus silencios”, así catalogaba un periodista sevillano al máximo accionista bético y lo ha demostrado una vez más Lopera, en su momento dijo que nunca se lucracía con el club y ahora le ha colocado al Betis un precio de 70 millones de euros. Una cantidad desorbitada para un equipo endeudado, en Segunda División y más aún en un sistema como el de la Liga española en la que cada cual saca sus castañas del fuego. Se habla de varios ofertantes, entre ellos la Fundación Heliópolis nacida de la numerosa manifestación del 15 de junio que buscarán comprar el paquete de acciones por una cantidad lógica supuestamente pagada con el dinero de diferentes aficionados béticos.

Aun así, don Manuel sigue sumido en un autismo informativo y sigue culpando a la prensa por estar en su contra. Señala a los ex dirigentes Hugo Galera y Julián García de la Borbolla por mover los hilos que manejan a los que piden la venta inmediata del club, pero ¿no son pocas manos para demasiada ‘marioneta’? Ruiz de Lopera ha tratado de maquillar la imagen de la junta directiva con varios cambios, pero ya no basta con eso.

Desde la llegada de don Manuel, el Betis ha llevado ha parecido una montaña rusa: ha subido, ha descendido, ha alcanzado el punto más alto y ha vuelto a bajar. Ahora, que el vagón vuelve al lugar desde donde salió, tal vez sea el momento para que se baje y que entre el siguiente para disfrutar o sufrir, ¿quién sabe?

Anuncios

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: