EL CHELSEA SE HACE CON LA FA CUP

by

Inglaterra echaba el sábado el cierre a su temporada con la disputa de la final de la FA Cup como todos los años. En un partido que parecía programado para Chelsea y Manchester United se coló el Everton de David Moyes, sempiterno quinto clasificado en las últimas temporadas y que lleva desde 1995 sin hacerse con un título, cuando precisamente derrotó a los ‘red devils’ por un gol a cero.

En un Wembley completamente azul era la afición ‘toffee’ la que llevaba la voz cantante. Así lo debieron sentir sus futbolistas ya que sólo tardaron 25 segundos en perforar la meta rival gracias a un buen disparo de Louis Saha desde dentro del área tras una serie de errores defensivos y arbitrales. Por cierto, se convierte en el gol más rápido de la historia de la FA Cup.

El guión preestablecido decía que el Everton esperaría a tener su oportunidad, nunca saldría a disputarle el partido al Chelsea a cara destapada porque eran conscientes de su inferioridad. El gol del ‘9’ francés les dio más motivos si cabe para juntar líneas y apretar fuerte atrás, olvidándose del balón en buena parte del partido.

El Chelsea fue poco a poco entrando en el encuentro en una primera parte que ganaba en intensidad e interés con cada paso adelante de los de Guus Hiddink. Excelente el partido de Malouda por banda izquierda, imparable para la defensa de Merseyside. Por lo demás, el Chelsea tampoco ofrecía nada nuevo a la parroquia, potencía, físico y pegada. Era cuestión de tiempo que lograsen empatar y sólo fueron 20 minutos de alegría ‘toffee’ ya que en el 21 de la primera parte Didier Drogba lograba la igualada con un excelente cabezazo.

Se llegó al descanso con monólogo londinense y todo parecía que continuaría igual. A la vuelta del entretiempo los jugadores de Guus Hiddink se tomaron el asunto con mucha más calma (quien sabe si por el agobiante calor que golpeó a la capital inglesa en la tarde del sábado), lo que animó al Everton que tuvo una buena ocasión por medio de nuevo de Luois Saha en un bonito cabezazo. No hubo suerte esta vez y acabaron pagando caro su limitada potencia ofensiva, a buen seguro añoraron a Mikel Arteta.

Con el Chelsea a medio gas y el Everton fundido, el encuentro acabó aburriendo a cualquiera. El gol de Lampard de disparo lejano en un claro error de Tim Howard se limitó a plasmar la evidente superioridad de la plantilla de Abramovich. Aburrido 2 a 1 final en un partido que sin errores arbitrales hubiera terminado 3-0 a favor del Chelsea, pero Howard Webb es mucho Howard Webb (horrible asignación de la FA) y raro es un partido suyo sin algún error claro.

Un título más para el Chelsea y para el ego de un Abramovich al que esto no le basta. Tampoco a los mayores baluartes del club londinense. Lampard y Terry han declarado en más de una ocasión que su objetivo es la Champions. Si bien la FA Cup no es lo mismo, si es un gran título de excelente tradición y lo más importante, es un estimulante en una temporada en la que no han peleado por la Premier de manera real en ningún momento del año y la Champions se comportó de una manera demasiado cruel con ellos.

Anuncios

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: