LA COPA ESPERA A SU DUEÑO

by

Veinticinco años después Athletic y Barcelona vuelven a verse las caras en una final de Copa como recordaba mi compañero Ander Carazo en la anterior entrada de Pegado al Palo. A las 10 de la noche Medina Cantalejo dará el pistoletazo de salida a 90 minutos de tensión en los que los blaugranas buscarán revancha y los rojiblancos repetir el título de 1984.

Llega la que quizá sea la final más desigual de los últimos años. Mientras el Barça abruma y enamora, el Athletic ha certificado matemáticamente su salvación en las últimas jornadas. Pero esto no es la Liga, a un partido todo es posible y es ahí donde los del “Botxo” tienen puestas muchas de sus esperanzas. Messi, Eto’o, Alves, Xavi y compañía dan miedo pero la locura colectiva instaurada en Bilbao desde hace unas semanas llega como un huracán a este 13 de mayo y parece poder derribar cualquier muro que se sitúe delante de su camino.

 Mínimas dudas en Can Barça

 El Barça no necesita presentación a estas alturas. El conjunto blaugrana llega a la primera de sus finales con las bajas de Abidal, Iniesta y Henry. Se espera que el once que presente Guardiola sea similar al de gala con las inclusiones de Pinto en portería, Silvinho en el lateral izquierdo y Bojan en la tripleta ofensiva. Cantadas las tres novedades por ser habituales en el torneo del KO, las bajas obligarán a Bojan a caer a banda izquierda dejando a Eto’o (suplente en la competición) como punta.

Las dudas de Pep en la zona de ataque pueden llegar en si debe dar descanso a Messi o al camerunés (nunca a los dos), dejando a uno en el banco como posible solución en la segunda parte si el encuentro está atascado. El argentino lleva ya 49 partidos en esta temporada, una lesión suya o de Eto’o dejaría al equipo muy tocado para la final de Roma. En el caso de que se decante por dar descanso a uno de los dos sería Hleb el encargado de sustituirle casi con total seguridad, pasando Bojan a la punta de ataque.

Darle descanso a Eto’o en una final puede ser contraproducente para la armonía del grupo y seguro que Guardiola ha pensado en ello. Si esa será su decisión, el trabajo psicológico con el camerunés habrá sido intenso desde el partido de Stamford Bridge. De no haber sido así puede haber algún problema en el vestuario conociendo el carácter competitivo, explosivo y ganador del camerunés, ver una final desde el banco de los suplentes no entrará en sus planes.

Plan rojiblanco

Juegan de memoria, no habrá variaciones. Todo dependerá del tipo de partido que realice el Athletic. El juego no va a variar respecto a lo que tienen acostumbrados a sus aficionados. Fortaleza y presión en la salida del rival buscando robar arriba, si el Barça supera la primera línea de presión el planteamiento se reduce a cerrar espacios e intentar que el Barça juegue lo menos cómodo posible para buscar el balón largo a uno de los dos delanteros.

En este punto, la primera opción en el envío es la cabeza de Gaizka Toquero para liberar a Llorente de ese desgaste y que pueda decidir en alguna jugada. El momento del riojano llega en cuanto su compañero de ataque busca el balón. La caída y segunda jugada será importantísima si los rojiblancos quieren contar con opciones. La ayuda de Touré en este tipo de jugadas será esencial para eliminar el peligro de los bilbaínos. En cuanto el balón cae al piso, Llorente y Yeste son los baluartes ofensivos del equipo. El basauritarra parece que jugará a pierna cambiada para evitar el desgaste al que Alves somete a sus marcadores, esto supone más peligro si consigue armar el disparo pero mucha menos eficacia en el centro al área si no consigue una buena posición para su pierna buena.

Siguiendo con el plan ofensivo del Athletic es de esperar las subidas de Andoni Iraola por el costado derecho del ataque rojiblanco, si bien ante un equipo como el blaugrana éstas serán más espaciadas. En lo que respecta a los medioscentros, Orbaiz es un organizador clásico, sin florituras y dejando las llegadas al área a su compañero en la medular, Javi Martínez. El joven navarro es un portento físico tanto en la destrucción como en la llegada en segunda línea, su déficit es la creación. Habrá que estar atentos a su posición. Habituado a ser el destructor del equipo pero con libertad para incorporarse al ataque, es de esperar que mañana espacie y limite sus subidas para ayudar como “tercer central” en cuanto Messi busque el desborde en banda.

El Athletic sufre para mantener su puerta a cero, por tanto la acumulación de hombres en defensa será un habitual en la noche valenciana. Toquero en la ayuda a los dos medios centros, intentando paliar la inferioridad numérica de Orbaiz y Javi Martínez; Susaeta o David López (con más calidad y descaro el primero, de más trabajo el segundo) siguiendo a Alves; Llorente y Yeste con menos carga defensiva. En el centro del campo sería extraño ver una marca al hombre a Xavi como hizo el Chelsea en varios momentos del partido. Ahí el sentido táctico de Orbaiz prima sobre marcas individuales. La ayuda de Toquero será esencial ante las más que problables coberturas de los centrales una y otra vez en la ayuda a los laterales, lo que hará ver a Javi M. como tercer central.

El equilibrio emocional

Los 15-25 primeros minutos serán importantísimos. El plan del Athletic es salir a tope, igual que hicieron en semifinales ante el Sevilla (3-0 a la media hora). El Barça no es el Sevilla y esto puede aprovecharlo si los vascos se pasan en su ímpetu inicial dejando más espacios de los necesarios. Guardiola puede buscar un juego más directo y rápido en esos momentos, buscando la espalda y los huecos que dejen los bilbaínos. De ser así, Xavi pasa a un “segundo plano” dejando a Alves la batuta ofensiva para imprimir una mayor velocidad al juego culé. Nada nuevo para el brasileño que ya era el catalizador del juego ofensivo en su etapa sevillista.

Estas son algunas de las claves tácticas que podrán verse en el césped de Mestalla. Pero muchas veces esto es secundario en una final. La carga emocional cuenta como uno más y ahí parece que a priori el Athletic sale ganando. Para bien o para mal, la afición está completamente volcada con los suyos y los propios futbolistas están convencidos de que la victoria no se les va a escapar. De saber controlar esas sensaciones y emociones pueden plantar cara a un Barça que llega más liberado con el papel en Liga cumplido y la final de Champions a la vuelta de la esquina. De hecho los jugadores no se concentrarán hasta hoy mismo.

En esta final deseada por ambas aficiones no faltará la pasión de dos históricos que han seguido caminos muy diferentes. Más de 100 años después de su primera rivalidad se encuentran de nuevo dispuestos a hacer lo mismo que en aquellos tiempos: ganar y divertirse. Sólo puede ganar uno, pero por el bien del fútbol que nos divirtamos todos.

Anuncios

Etiquetas: , ,

Una respuesta to “LA COPA ESPERA A SU DUEÑO”

  1. Rafa Says:

    Que pasa crack!
    Recital blaugrana contra unos leones demasiado temerosos.
    El barça no tuvo rival,ni aun con 1-0 en el marcador.
    Seguro que el Manchester no será ni la mitad que el Athletic con lo que la Champions no la tendrá tan facil y si C.Ronaldo tiene su dia…

    Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: