LA FINAL ESPERADA

by


Se acabó lo que se daba. Como muchos predecían, esperaban y querían, Manchester United y Fútbol Club Barcelona se verán las caras en la finalísima del 27 de mayo en Roma. El partido del año con los protagonistas del curso actual, si los dos equipos nos ofrecen la mitad de lo que el duelo promete ya será suficiente para poder disfrutar de un gran encuentro.

A 20 días de la final toca hablar de cómo han conseguido el pase ambos equipos en los encuentros de vuelta de las semifinales. El martes se enfrentaban Arsenal y Manchester United en el Emirates Stadium de Londres con un marcador ligeramente favorable a los mancunianos (1-0) que aclaraba el pase de los de Ferguson pero no aseguraba nada ante un conjunto tan peligroso como los ‘gunners’.

Si en la ida fueron los ‘red devils’ los que dominaron desde el principio el duelo, en Londres fueron los jugadores de Arséne Wenger quienes se hicieron con el balón y el tempo del partido en los primeros minutos. Pero cuando el United más dubitativo se encontraba, dos hachazos en apenas 3 minutos sentenciaron la eliminatoria cuando no se había llegado al cuarto de hora de partido. Kieran Gibbs, jovencísimo lateral zurdo del Arsenal, resbaló en el peor momento dejando a Park materializar el primer tanto visitante y después fue Cristiano Ronaldo con un magistral lanzamiento de falta el que rompía el encuentro.

El resto del partido fue un quiero y no puedo de un Arsenal que no llegó a inquietar en exceso a Van der Sar a pesar de ser el dueño de la pelota. El ManU como en su casa, más de cara no se le pudo poner el partido. Esperar, buena defensa y juego rápido y directo a la puerta contraria, un plan B que el conjunto de Alex Ferguson maneja a la perfección. El tercer gol de la noche y segundo en la cuenta de Cristiano Ronaldo así lo testifica.

El plato fuerte de la semana llegó el miércoles con el Chelsea – Barça. Lo tenía todo para ser uno de los partidos del año y no defraudó. Buen juego sobre el césped, buenos planteamientos tácticos, épica y polémica. Sobretodo polémica. El juego de los azulgranas se resintió en exceso ante el perfecto entramado táctico que planteó Guus Hiddink y la gran respuesta física de sus futbolistas ante el complicado reto que debían superar.

Se pudo ver a un Barça ahogado en la salida de balón ante la exigente presión de Drogba y la línea Malouda – Lampard – Anelka (y en ocasiones Ballack). Ante las bajas en defensa Guardiola se decidió por situar a Yaya Touré en el centro de la zaga y a Sergio Busquets como pivote del equipo. Error. No por Touré sino por el canterano, a quien pareció quedarle grande el partido. Quizás debería haber sido él y no el africano el que jugase atrás, ayudando así en los primeros movimientos de balón.

El Chelsea planteó un partido basado en lo físico (lo que empieza a parecer la única manera de frenar a los culés) y la rápida transición intentando encontrar al Barça descolado, lo que consiguió en más de una ocasión. Además, no se había llegado al minuto 10 cuando Essien hacía un auténtico golazo permitiendo a los ‘blues’ practicar con mucha más decisión el juego que su técnico quería.

El segundo error del técnico blaugrana fue la tardanza en meter hombres de refresco en el terreno de juego, 85 minutos. No ya por el hecho de que el jugador que ingresa está más descansado sino por la posibilidad de que ese jugador que sale desde el banquillo ofrezca algo diferente a su equipo, algo que quizás el Chelsea no espere. Y más aún si tu equipo juega con un hombre menos durante casi media hora de partido.

Al final fue Iniesta el que en el tiempo de descuento hizo otro golazo para conseguir el pase a la final de Roma. Una clasificación esperada pero que llegó el día que menos lo mereció, ante un Chelsea netamente superior. Sumando a esto la polémica del partido gracias al nefasto arbitraje del noruego Tom Henning que se comió dos penaltis a favor de los ingleses y uno que pitó lo sacó fuera del área. Es normal el enfado de la plantilla ‘blue’ al final del partido. Pero lo que el fútbol a veces te quita, en otras ocasiones te lo da y por ello no deben desesperar por los dos últimos años en Europa.

La pena para el F.C. Barcelona es la sanción a sus laterales, Alves por ver una tarjeta amarilla (mal partido del brasileño) y la expulsión de Abidal (cuanto menos rigurosa). El United sufrirá la baja de Darren Fletcher por su expulsión el martes. Por mucho que se hable en Manchester de sí le quitarán la sanción o no, no hay ninguna duda que el que mayor golpe se lleva en este sentido son los blaugranas, el escocés difícilmente sería de la partida en una final contra el Barça, seguramente ni siquiera fuera convocado.

El favorito para la final es el Barça por el magnífico juego desplegado hasta el momento, pero si alguien me pide que de posibilidades a ambos equipos nunca diría algo más desnivelado que un 60-40 para los culés. Pero de momento esa es otra historia que ya llegará y de la que iremos hablando poco a poco en el blog en estas próximas dos semanas.

Anuncios

Etiquetas: ,

Una respuesta to “LA FINAL ESPERADA”

  1. amós Says:

    ¿se comió que penaltis? ¿dos? creía que eran quince ya los habéis bajado a dos, pues bueno seguir buscando y veréis que el más claro del todo el partido es una mano de balack antes de que se cumpliera el cuarto de hora!!!
    definitivamente algunos sintonizaron otro partido.
    porque no comentas que el chelsea tuvo 3 ocasiones de gol (contando el churro-golazo) en toda la eliminatoria (gracias al magnifico planteamiento de guss) y que sacar a drogba fue ya el remate final de un pésimo planteamiento de la eliminatoria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: