¿QUIÉN GANARÁ ‘EL CLÁSICO’?

by

REAL MADRID

[Mikel Liaño] Curiosamente cuando se presenta un partido con dos equipos que realizan un fútbol tan diferente el pronóstico suele tender hacia un lado u otro. Este año es diferente ya que a pesar de que el juego del Barcelona le da 20.000 vueltas a del Real Madrid las apuestas no están nada claras gracias a la inquebrantable fe de los merengues. Se habla mucho del ‘cagómetro‘ y demás historietas, pero la única realidad que hay es que si el Real Madrid palma en el Bernabéu contra el eterno rival dirán prácticamente adiós a la posibilidad de eludir un fracaso total. Esa responsabilidad puede ser un arma de doble filo, pero este año el club blanco lleva soportando una presión brutal jornada tras jornada para seguir a este meteórico Barça. Los Raúl, Casillas, Sergio Ramos y compañía tienen que ganar si o si este partido y de ahí tienen que partir. El único pensamiento de los hombres de Juande Ramos es ganar este match ball, mientras que el Barcelona tiene un ojo puesto en la vuelta de la Champions. El hecho de tener que jugarse el paso a la final de la máxima competición europea puede ser un pequeño hándicap mental para los jugadores blaugranas ya que pueden ‘distraerse‘ un poco. Además, el Real Madrid siempre puede echar mano de la imponente flor que tiene este año, baza a día de hoy incontestable.

FC BARCELONA

[Ander Carazo] “No nos jugamos todo el sábado, porque pase lo que pase en el Bernabéu seguiremos estando ahí. El campeón sigue siendo el Real Madrid y nosotros intentamos arrebatarle el título, así que los que tienen esa presión son ellos”. A muchos nos sorprendieron estas palabras de Samuel Eto’o a pie de campo nada más acabar el partido contra el Chelsea. El camerunés dejó a un lado su carácter fogoso y abrió los ojos a aquellos que veían el choque de hoy como una batalla final. Hoy por ‘justicia futbolística’ debería ganar el espectáculo blaugrana ante el rácano estilo de Juande Ramos, pero todos sabemos que muchas cosas que suceden en la vida no son justas y menos aún en el deporte. Les planteo un ejercicio práctico para convencerles: cojan una hoja y un bolígrafo, dibujen una raya en medio, pongan en un lado el once blanco, en el otro el barcelonista, elijan posición por posición a quién preferirían entre los dos bandos y ahora cuenten la cantidad de unos y otros que ha elegido. Tan sólo si su nivel de madridismo supera los límites, la cantidad de jugadores ‘culés’ elegidos superará ampliamente a la de los merengues. Personalmente espero que a Guardiola el estadio merengue no le vuelva loco, como lo hacía con su maestro Cruyff, y que esta noche nos vuelva a deleitar con una de esas lecciones balompédicas a las que ya nos tiene acostumbrados.

Anuncios

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: