EL PARTIDO MÁS IMPORTANTE

by

Muchas veces el forofismo y la locura nos hacen olvidar que lo más importante está lejos de los estadios. A pesar de su categoría de astros y semidioses, ni los propios futbolistas son inmunes a una enfermedad por la que anualmente mueren más de siete millones de personas, el cáncer. Hoy se celebra el día Mundial de la lucha contra esta enfermedad y a pesar de acordarnos de los jugadores, no nos gustaría olvidarnos de nadie.

Según los médicos, y a pesar de los numerosos casos de futbolistas con cáncer que hemos conocido en los últimos años, no hay ningún factor que los haga más vulnerables ante esta enfermedad. Aunque en casos como los tumores testiculares, lo que sí es un componente decisivo es la edad, ya que son más frecuentes entre los 15 y los 30 años o lo que es lo mismo, el máximo esplendor de los deportistas de élite.

En 1994, uno de los primeros jugadores en activo que anunció su enfermedad fue ‘Lubo’ Penev, en aquel entonces jugador del Valencia. En las pruebas realizadas tras un balonazo en un entrenamiento se le fue detectado un cáncer de testículos que le tuvo retirado de los terrenos de juego durante un año. A su vuelta anunció que abandonaba el club ‘ché’, a consecuencia del denigrante trato recibido por los directivos que le pidieron que firmase la rescisión de su contrato mientras recibía quimioterapia.

Desde entonces han cambiado mucho las cosas y son muchos los futbolistas que han tenido que luchar contra esta enfermedad, pero a los que su club no les ha abandonado. Lejos de la actitud recibida por el búlgaro, ahora los jugadores recogen todo el apoyo de los diferentes estamentos del club. ‘Mono’ Burgos, Sergio Aragoneses, Borja Basagoiti o Fran Jurado son algunos de los nombres de jugadores que han conseguido ganar el partido más importante de sus vidas.

Uno de los casos más estremecedores del fútbol español fue el de Jose Molina. El ya retirado cancerbero valenciano pidió a los doctores que esperasen hasta el verano de 2001 para ser tratado de un tumor testicular. En octubre de 2003 comunicaba públicamente que tenía que abandonar temporalmente la práctica del fútbol para ser tratado. Tres meses después salió de nuevo a la sala de prensa de Abegondo, su rizado pelo y sus características patillas habían dado paso a una lampilla cabeza y una sonrisa en la boca que anunciaba que se había recuperado y volvía a los entrenamientos.

“Tenía mucho miedo, vivir sin que el fútbol fuera lo más importante fue algo difícil. La espera fue terrible. No sabía qué iba a pasarme”. Estas eran las palabras de Arjen Robben cuando en 2005 desveló que lo que antes había anunciado como un quiste, en verdad era un cáncer y esta noticia coincidía con la noticia de su curación total. A pesar de la enfermedad el rendimiento del holandés no había mermado y había jugado partidos con el PSV, con el Chelsea y había llegado a las semifinales de la Eurocopa de Portugal.

Aunque en la vida como en el fútbol no todo es felicidad. Andrea Fortunato, Javier Yubero, Gustavo Eberto o Ernie Cooksey no pudieron regatear a la muerte y el cáncer se los llevó por delante. Vaya para todos ellos hoy nuestro recuerdo y este humilde homenaje.

Anuncios

Una respuesta to “EL PARTIDO MÁS IMPORTANTE”

  1. jorge Says:

    desde aqui animos a todo aquel que padezca esa enfermedad, fuerza y a marcarle un gol al cancer y ganar esa final tan importante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: