BODAS DE PLATA DEL ’12-1′

by

“Señor y Víctor, Víctor ha caído…, Señor, Señor… Goooool goool de señor, gol de Señor, el número doce señores”. Al hace poco prejubilado José Ángel de la Casa se le quebraba la voz mientras retransmitía aquella histórica jugada para TVE. Y es que hoy se cumplen 25 años de aquel partido y del tal vez segundo gol más feliz de la selección española hasta hace cinco meses, claro está por detrás del anotado por Marcelino en la final de la Eurocopa de 1964. El seleccionador Miguel Muñoz, un hombre de fútbol con 25 títulos a la espalda (entre ellos 13 ligas y 5 Copas de Europa), declaraba al inalámbrico de Alfonso Azuara a pie de campo: “Es la alegría más grande de mi vida”.

En aquel partido, España no sólo necesitaba una victoria, sino que ésta fuese por once goles de diferencia. Esto junto a que año y medio atrás habían sido los anfitriones del Mundial y su actuación había sido lamentable consiguieron que la euforia entorno al equipo no fuese la más propicio para conseguir la gesta.

Los días anteriores al partido la lluvia y el frío se apoderaron de forma inusual de Sevilla. Lo que parecía en un principio un escollo, luego se convirtió en un aliado para los de la ‘roja’, ya que el día del partido el sol brillo y los charcos del césped del Benito Villamarín desaparecieron provocando que el césped cogiese rapidez en la circulación.

Durante la semana de concentración en Alcalá de Guadaira, el seleccionador concienció a sus jugadores mostrándoles por videos que si lograban anotar todas las ocasiones que tuviesen, todo era posible. A este sentimiento de esperanza se le sumó el entusiasmo de Rincón que no paraba de recordarles a sus compañeros que lo podían conseguir. En el autobús camino al estadio, ‘Poli’ no dejaba de animarles y de señalárselo así con gestos a los aficionados que recibieron a los que después de aquel partido se convertirían en leyenda.

Paco Buyo, Andoni Goikoetxea, Antonio Maceda, José Antonio Camacho, Juan Señor, Víctor Muñoz, Rafael Gordillo, Manu Sarabia, ‘Poli’ Rincón, Carlos ‘Santillana’ y ‘Lobo’ Carrasco fueron los once jugadores elegidos para conseguir la proeza. “Un partido que prácticamente es una misión imposible en el que hay que meter once goles”, decía de la Casa justo cuando los malteses pusiesen el balón a rodar.

Para el primer minuto Santillana ya había tirado entre los tres palos y en el dos tuvieron la oportunidad más clara en el mundo del fútbol, el penalti. Tras una caída de Carrasco en el área, fue Señor el que decidió tirarlo con tan mala suerte que chocó contra el poste derecho de la portería. Muchos se echaron las manos a la cabeza y más aún viendo como seis minutos después fue Víctor quien estrellaba otro balón con el palo.

Por fin, al cuarto de hora Maceda centro sutilmente un balón desde tres cuartos del campo que fue rematado por Santillana con su clase innata, 1-0. Pero el rubio central asturiano volvió a ser protagonista (a su pesar) nueve minutos después, un disparo de Diegiorgio rebotó en su pierna y despistó al debutante Paco Buyo que nada pudo hacer para evitar el empate a uno.

A pesar de que antes de llegar al descanso Santillana lograse dos goles más, el milagro se contemplaba lejano. “¡Ganamos el partido!”, gritó Rincón cuando entraba por la puerta del vestuario. Todo hubiese quedado en simple palabrería del bético, pero nada más salir al campo anotó un tanto. Después, cinco goles desde el 57 al 66 provocaron que aquellos que no tenían la tele puesta la sintonizasen y que los que se encontraban por los alrededores del estadio se metiese en él. Tras la avalancha de goles, hubo doce minutos de incertidumbre pero ‘Poli’, por cuarta ocasión, y Sarabia dejaban el milagro a punto de consumarse.

El destino le guardaba a Señor un papel estelar después de haber errado el penalti en los minutos iniciales. “¡Dale a Señor!”, apuntaba desde la banda Miguel Muñoz y la pelota acabó en los pies del zaragozista tras una jugada embarullada en la que Víctor cayó dentro del área. Este no se lo pensó dos veces y desde fuera del área consiguió el hasta poco antes inimaginable 12-1.

Muchos no saben que después del duodécimo llegó otro más de Gordillo que fue invalidado por un fuera de juego inexistente. Justo después de que el árbitro pitase el final, el público invadió el césped y cantó el ya mítico: “Sí, sí, sí, España va a París”. Muchos hablaron de suerte pero aquel equipo consiguió llegar a la final de la Eurocopa , que perdieron injustamente contra Francia.

Anuncios

Etiquetas: ,

5 comentarios to “BODAS DE PLATA DEL ’12-1′”

  1. valenciacdf Says:

    E visto oy en noticias cuatro Alfonso Azuara todavia emocionado recordando aquel partido esque sin duda es
    Un partido para recordar

    saludos

  2. xainy Says:

    Hola!
    Soy Xainy, del Blog Mi Rondo.
    Estoy interesado en un intercambio de links.
    Si te interesa pásate por mi blog y llevamos a cabo el enlace.
    Un abrazo! Nos leémos 😉
    Mi Rondo

  3. Bodas de Plata Del ‘12-1 « Valencia C.F. Says:

    […] Leer el resto de esta entrada » […]

  4. "Cambiaría mi carrera por jugar dos minutos en la selección" | FifaChampions Says:

    […] 30 años de profesional que quedarán grabados en la memoria de los españoles por el mítico gol de Señor en el 12-1-Sí, la gente ha elegido que ese es el recuerdo que va a quedar de mí y yo estoy de acuerdo. Ha […]

  5. BODAS DE PLATA VESTUARIO | Bodas de Plata Says:

    […] BODAS DE PLATA DEL ’12-1′ | Pegado al palo BODAS DE PLATA DEL ’12-1′ | Pegado al palo […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: