EMERY, MASTER AND COMMANDER

by

Muchos pensaban que el uniforme de patrón con el escudo de la señera y el murciélago cosido a la pechera le quedaría grande a Unai Emery. Un entrenador que llegaba tras haber sorprendido a todos la pasada temporada con un modesto como el Almería y que en casi cuatro meses ya ha demostrado que da la talla para el cargo y que encima el atuendo le sienta bien.

A pesar de estar en un club que vive en una marejada perpetua ha sabido mantenerse al margen y ha conseguido ilusionar a unos aficionados que venían de sufrir la fuerte galerna provocada por el ‘Holandés errante’.

Emery natural de Hondarribia, el segundo puerto guipuzcoano más importante, todavía conserva cara de grumete a pesar de ser patrón. Como entrenador es de esos que durante el partido no dejan de pisar la cal de la banda y con los que el cuarto árbitro se desespera, aunque no busca agobiar sino conseguir que sus marineros no dejen de estar ojo avizor. A su vez, en el vestuario es un entrenador que se relaciona con sus jugadores, que les comprende y los mima, y que aun así les demuestra día a día quien lleva los galones colgados. El único remero que no ha querido bogar a su ritmo, Timo Hildebrand, finalmente ayer tuvo que salir del ‘barco’ por la puerta de popa. En lo que llevamos de competición ya ha conseguido maravillas con su plantilla: mejorando a los inmejorables, destapando a los vergonzosos, rehabilitando a los irrecuperables u orientando a descarriados.

Los mismos que lo descartaron para el título, se subieron a bordo al poco que zarpase el barco. Tal vez su comienzo de temporada, con la derrota en la Supercopa, no fue el mejor pero aun así demostró de sobra que aquel equipo había recuperado la esencia del juego. Con casi los mismos tripulantes que la última travesía ha sabido cambiar el rumbo. La única diferencia es que todos saben que tan pronto como pueden subir a la cubierta, como bajar a la bodega. La baja prematura de Silva hizo que muchos preparasen las rotativas para anunciar el descalabro del hondarribitarra, en cambio consiguió mantener a flote y en cabeza al navío valencianista.

Mañana se enfrentará a un ‘quinto’ suyo, Guardiola. Los dos con 37 años son los benjamines en los banquillos, pero tal vez los dos únicos que han sabido darle color a la Liga.

Anuncios

Etiquetas: ,

2 comentarios to “EMERY, MASTER AND COMMANDER”

  1. DRJ Says:

    A mi me parece un entrenador muy bueno y un excelente estratega. La pena es que Marcelino no se quedó también en primera división porque él y Emery me parecen dos entrenadores que representan el futuro de los banquillos españoles.

    Un saludo de cibermadridista.blogspot.com

  2. ARCONADA NO SE COME EL TURRÓN « Pegado al palo Says:

    […] caer ha sido Gonzalo Arconada, condenado a la destitución por ‘agravio comparativo’. Y es que la sombra de Unai Emery sigue sentada en el banquillo local del Estadio de los Juegos Mediterráneos y fijada en la retina […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: