LA RESURRECCIÓN DE GILARDINO

by

Gilardino

Cuando Alberto Gilardino llegó al Milan todo el mundo pensaba que era el lugar perfecto para que el delantero se instalara definitivamente en el estrellato, sin embargo su paso por el club rossonero no fue todo lo fructífero que él hubiera deseado. Este verano, buscando volver a recuperar esas sensaciones que tuvo en el Parma, dejó el equipo de Carlo Ancelotti para marcharse a la Fiorentina para convertirse en el nuevo estandarte del equipo viola que iba a disputar la Liga de Campeones.

El producto de la cantera del Piacenza debutó en la Serie A en un partido frente al Milan, equipo que años más tarde se iba a convertir en su casa. En el modesto equipo de la región de Emilia Romagna ya demostró unas cualidades que le auguraban un gran porvenir por delante. A pesar de su calidad no acabó de cuajar y se marchó al Verona donde tampoco consiguió hacerse un hueco fijo a pesar de mostrarse como un jugador interesante. Se le veían maneras pero a los entrenadores no les acaba de convencer por completo.

El punto de inflexión fue la llegada al Parma. Tras una primera temporada de adaptación en el equipo parmesano Gilardino cuajó dos excelente temporadas. En la temporada 2003-2004 consiguió la impresionante cifra de 23 goles en 34 partidos además de 3 goles en 4 partidos de UEFA. Al año siguiente consiguió los mismos guarismos goleadores pero en cuatro partidos ligueros más. Ya no había ningún tipo de duda, Alberto era un delantero con instinto depredador, un ‘killer‘ en toda regla.

Su definición era espectacular marcando golazos de toda clase. A pesar de medir 1.85, su punta de velocidad era una de las claves un juego en las que también destaca un buen manejo de balón. Era un delantero que en Italia no abundaba. Ver a un jugador de esa envergadura manejar tan bien el esférico chocaba bastante. Obviamente estas cualidades llamaron la atención de los grandes de Italia. Inter, Juventus y Milan se pegaron por él, siendo este último el club que fichó al delantero nacido en Biella.

La cantidad del traspaso, alrededor de 24 millones de euros (4.000 millones de las antiguas pesetas), era un dineral que estaba plenamente justificado por contratar a un delantero único en el mercado. Desafortunadamente la carrera de Alberto en el Milan no fue todo lo fructífera que él hubiera deseado. Tras un buen primer año en el que marcó 17 goles formando pareja con Andrei Shevchenko, ‘Pippo’ Inzaghi ese año sufrió una lesión de larga duración, Alberto empezó a perder la confianza en su juego. No era el mismo que asombró en el Parma, no se atrevía a lo mismo y su definición estaba a años luz de la que hizo gala en el equipo parmesano. Su carrera se estaba empezando a descarriar hasta el punto que en la temporada pasada solo consiguió 7 goles.

Compartir el estrellato con otras figuras y no ser uno de los jugadores clave hicieron mucho daño a Gilardino. Por eso este verano, dispuesto a recuperar la gloria de antaño, decidió salir del equipo rossonero para marcharse a la Fiorentina, equipo que le recibió con las manos abiertas deseosos de lucir a uno de los delanteros más completos del panorama europeo. Y hasta la fecha no hay duda de que lo han logrado. En 9 partidos ligueros lleva 8 dianas, mientras que en la Champions ha perforado la meta contraria en tres ocasiones. La dupla que forma junto al romano Adrian Mutu es una de las más peligrosas de la Serie A. El equipo viola pagó 14 millones de euros por su fichaje, cifra que la están amortizando por la vía rápida ya que Alberto vuelve a sentirse importante, vuelve a ser el hombre que asombró en el Parma. Gilardino vuelve a ser una estrella.

Anuncios

Etiquetas: ,

2 comentarios to “LA RESURRECCIÓN DE GILARDINO”

  1. jorge22 Says:

    gilardino siempre fue un increible delantero solo tuvo un error y fue irse al milan donde nunca acabaron de confiar en el.ahora vuelve a reencontrarse con el gol y sera importante en la azzurra.saludos crack de un amigo loco del futbol

  2. Ander Restoy Says:

    Además de que no terminaron de confiar en él, el mismo no parecía creerse capaz de triunfar en el Milan, una verdadera lástima.

    En Firenze vuelve a ser el que era con otr que vuelve por sus fueros como Mutu, vaya par de delanteros para la Fiore, arriesgó con ellos y de momento va ganando.

    Como bien dice jorge22, no sólo es necesario en Firenze, también la selección italiana le necesita.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: