19 GOLES Y 500 DUDAS

by

Encajar diecinueve goles en cuatro partidos no es algo normal. Tan poco corriente que desde la temporada 1958-1959 no sucedía algo similar. Estos días en Gijón no deben andar muy contentos con estos números y este comienzo de liga (0 puntos), a pesar de saber que sería un año muy complicado para ellos. Dos goles desde Getafe, cuatro del Sevilla, seis del Barcelona y siete goles en el Bernabéu tienen que doler.

Es cierto que los problemas defensivos son muy graves. Yendo más lejos, de persistir esta sangría defensiva la permanencia se complicará y mucho para los asturianos. Pero lo peor que puede pasar es que se enciendan las alarmas en El Molinón, deben tomarse un margen de 10-12 jornadas para ver de lo que el equipo es realmente capaz en Primera División. Cuatro o cinco partidos en septiembre no son suficientes para analizar por completo a un equipo. Y menos si en esos partidos te enfrentas a cuatro de los gallos de la liga, entre ellos Madrid y Barça.

Para el conjunto gijonés la liga debe empezar desde el mismo momento en que acaba el partido de este domingo ante el Villarreal. Esto no quiere decir que no puedan vencer a los de Pellegrini, si no que deben tomarse estos resultados con el menor dramatismo posible. Preciado debe tener tranquilidad para poder corregir los problemas en los que se ha visto el equipo y sobretodo debe transmitir esa tranquilidad al grupo.

A pesar de los goles recibidos, se puede apreciar que el Sporting es un equipo formado, con un estilo definido. Por tanto, el trabajo de Manolo Preciado tiene que ir dirigido a reforzar al equipo defensivamente y cambiar algunos roles. Los asturianos dejan mucho espacio entre sus líneas que es rápidamente aprovechado por los rivales, por lo que necesitan que la retaguardia y el centro del campo estén mucho más juntos. Jugando con dos pivotes, uno debería tener una labor casi ultradefensiva, por lo menos hasta que el equipo coja confianza y los resultados lleguen.

Ese pivote más defensivo tendría que olvidarse en cierto modo del balón en defensa y centrarse más en los movimientos de su defensa. La defensa del Sporting se abre con demasiada facilidad, lo que permite a los rivales encontrar amplios espacios desde las bandas y sobretodo por el centro. Con un jugador más pendiente de laterales y centrales, pueden encontrar cierto equilibrio ahí. Un tercer central puede ser otra solución pero no es del agrado del entrenador, lo que obliga a pensar en otras variantes.

Algo importantísimo es el espacio entre líneas. Debe ser mínimo, tanto entre centrales y medios centros como entre laterales y extremos o interiores para que así las ayudas y coberturas sean contínuas. Y algo en lo que les puede ir la vida es la finalización de las jugadas. Sin consiguen minimizar pérdidas cerca del área rival tendrán mucho ganado. El posicionamiento de los jugadores en defensa puede llegar a ser vital en los partidos, por lo que un mal disparo a la grada puede venir mejor que un centro a medida cortado por el central rival.

El Sporting no está muerto ni lo va a estar perdiendo ante el Villarreal (sí esto sucede). Pero en Primera División los puntos se venden muy caro y lo que antes en Segunda era válido ahora es muy probable que no lo sea. Deben pensar como equipo pequeño y que cualquier punto es bueno. Y que 19 goles en contra no son tantos. Y si no que se lo pregunten a la U.D. Las Palmas que los recibió en aquella temporada 58-59 y que al final se salvó.

Anuncios

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: