FINAL DE ‘DES-CONSUELO’

by

Brasil llegaba a esta cita olímpica con ganas de llevarse la medalla de oro al cuello, pero la pentacampeona mundial vuelve con un decepcionante bronce. La llamada final de consuelo decepcionó a los espectadores, no por los belgas que supieron mantener la compostura, sino por la canarinha que no mostró ni una pizca de la calidad que se le supone.

La historia del partido hubiese cambiado muchísimo si los centroeuropeos llegan a empatar el 0-1, conseguido por Diego en una bonita jugada de Jo y Rafinha. Los chicos de Jean François De Sart tuvieron varias claras ocasiones para subir la igualada al marcador. Mirallas no llegó a meter la pierna a tiempo en un centro desde la izquierda y  Breno supo abortar dos ocasiones de Martens.

Cuando parecía que Brasil se iba a marchar al vestuario ganando por la mínima, el nuevo citizen Jo Alves de cabeza y a puerta vacía anotó un rechace del cancerbero Logan Bailly. El portero del Genk a pesar del resultado final completó un buen partido sirviendo de estorbo para los disparos de los delanteros sudamericanos.

La segunda parte fue una copia de la primera, Bélgica intentaba una y otra vez crear peligro a la portería de Renan Brito, sin suerte. Tal es así que el nuevo meta che tuvo que meter la mano a un tiro de Vertonghen que iba entre los tres palos. Los brasileños fueron silbados durante buena parte de la segunda mitad por un público chino que había pagado la entrada para disfrutar con buen juego y no sufrir con lo que se vio, algo más acorde a un equipo de menor entidad.

La puntilla definitiva fue asestada sobre la bocina. En un pase que Diego consiguió filtrar entre los dos centrales belgas y que fue recogido por Jo en el centro del campo, el delantero cabalgó ain cesar hasta anotar el tercer gol. Allí acabó todo, un castigo excesivo para la selección belga y un regalo demasiado generoso para los brasileños.

LO MEJOR: Diego. El centrocampista del Werder Bremen (futurible del Atlético Madrid) fue el más regular de su equipo, aunque en varios momentos del partido mostró claros síntomas de desgaste. Sus botas están llenas de magia y así lo demostró con varias pinceladas de calidad.

 

LO PEOR: Ronaldinho. Parece haber recuperado en cierta manera su estado de forma, pero todavía queda muy lejos de aquel que maravilló a medio mundo. Su actuación anoche podría ser más propia de campeonato indoor de viejas glorias. Momentos de calidad, rodeados de nada.

Anuncios

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: