EL HERMANO POBRE DEL FÚTBOL EUROPEO

by

Dentro de la península transalpina, cerca del mar adriático, nos encontramos con la pequeñísima república de San Marino. Sí, esa selección que siempre ha despertado cierto interés a los más jóvenes por ser año tras año, una de las peores selecciones europeas en las fases de clasificación. De hecho, es la única selección europea en la actualidad sin puntos en el Ranking FIFA, por lo que ocupa el último lugar empatado con selecciones del calibre de Papua Nueva Guinea, Montserrat o Timor Oriental, entre otras.

La selección sanmarinense empezó a labrar su andadura deportiva en la fase de clasificación a la Eurocopa de Suecia 92. No logró ni un solo punto en aquella aventura, y hasta la actualidad ha disputado cinco fases clasificatorias para europeos, sin lograr abrir su casillero de los puntos en ninguna cita. En su último intento, rumbo a Austria y Suiza, los azules lograron poner contra las cuerdas a País de Gales y la República de Irlanda, ambas selecciones ganaron por 1-2, y en el caso de los irlandeses, el gol de la victoria llegó en el tiempo de descuento.

Para las clasificaciones para copas del mundo, a la peor selección de Europa le ha ido bastante mejor. Hasta la fecha, con cuatro fases disputadas, el equipo europeo se ha llevado 1 punto en dos ocasiones. La “primera vez” de San Marino, fue contra una Turquía que no tiene nada que ver con la actual, contra la que empataron a 0 en 1993, en un partido clasificatorio para el mundial de Estados Unidos 94, disputado en Bolonia. La segunda vez fue más heroica, al ser fuera de casa. Su rival fue Letonia, contra la que arañaron un 1-1 que fue celebrado por todo lo alto al ser el primer empate fue de casa. Hasta la fecha la selección de San Marino no ha logrado más que una única victoria en partido oficial. Fue en 2004, en la capital del país ante Liechtenstein por 1-0. El autor del gol fue Andy Selva, el único jugador profesional de la historia de San Marino.

En total la selección de San Marino ha disputado 82 encuentros valederos para la Eurocopa y el Mundial de fútbol, ofreciendo unos paupérrimos datos de 2 empates y 80 derrotas. En cuanto a los goles, tan sólo ha logrado anotar 13 tantos, mientras que ha tenido que recoger el balón de su portería en 359 ocasiones. Los números son aplastantes en contra de la selección, que sin embargo tiene un curioso record por el que puede que pase a la historia.

Nos situamos en Bolonia el 17 de noviembre de 1993. La selección de San Marino se enfrenta a Inglaterra en su último encuentro clasificatorio para Estados Unidos. El árbitro pita el inicio del partido y la selección local se lanza en tromba al ataque, sin miedo. Pierden el balón, que va a parar a Stuart Pierce, el central inglés comete un error en la cesión a su guardameta, y Davide Gualteri se convierte en el más listo de la clase. El más listo y el más rápido. Para el cronómetro en 8.3 segundos, el gol más rápido de la historia de una clasificatoria para un mundial. Ese record que supuestamente debe ir a parar a los más grandes se lo lleva una selección que acabó perdiendo por 1-7 aquel partido, y que anotó tan sólo 2 goles en su intento de acceder a Estados Unidos. El artífice de aquella hazaña se retiró de la selección en el año 2000, con 29 años, debido a una lesión, y en la actualidad es dependiente en una tienda de informática en su pequeña República.

Anuncios

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: